Información sobre las Jornadas  - Las Energías renobales en Aragón

 

Filosof�a 

GenAragón invierte en energías renovables y se dedica en exclusiva a inversiones en energías alternativas y limpias. Hasta la fecha GenAragón, ha definido dos proyectos de Biogás, así como, más de 1.500 MW de proyectos eólicos, con mediciones de recurso desde el año 2004.

La abundancia de recursos energéticos y una privilegiada situación geográfica sitúan a la Comunidad Autónoma de Aragón, en una referencia obligada en las energías renovables y la generación eléctrica, tanto en el contexto nacional como en el europeo. En el denominado mix eléctrico de Aragón se advierte que el peso de la energía eléctrica producida a partir de fuentes renovables es cada vez mayor. El futuro energético en la Comunidad Autónoma pasa por tres pilares: los acuerdos firmados con Red Eléctrica para garantizar puntos de evacuación, la definición de un nuevo decreto para regular las condiciones de implantación de parques eólicos y que las instalaciones energéticas generen riqueza y valor añadido en la Comunidad Autónoma.

GenAragón desarrollará su actividad en el ámbito de la energía ecológica y las energías renovables. Como negocio, las energías renovables siguen presentando oportunidades viables de inversión. El objetivo de GenAragón es invertir en Biogás, Biomasa, Solar y Fotovoltaica. Se describe a continuación, brevemente, cada una de estas energías:

  • El biogás tiene aprovechamientos térmicos y eléctricos a partir del tratamiento de distintos tipos de residuos biodegradables

  • La Biomasa es el conjunto de la materia orgánica, de origen vegetal o animal y los materiales que proceden de su transformación natural o artificial. Incluye específicamente los residuos procedentes de las actividades agrícolas, ganaderas y forestales, así como los subproductos de las industrias agroalimentarias y de transformación de la madera. La biomasa tiene en la heterogeneidad una de sus características fundamentales, puesto que ofrece muchísimos tipos de recursos distintos susceptibles de ser utilizados como combustible, ya sea con fines térmicos o para producir electricidad. En España, los mayores consumidores de biomasa son los hogares, seguidos de las industrias de pasta y papel.

  • La energía eólica ha alcanzado un grado de desarrollo extraordinario en España. La energía eólica es una de las muchas tecnologías del futuro en las que España juega un papel importante, siendo nuestro país uno de los primeros productores de energía eólica en Europa, España ha desarrollado una industria eólica pujante en el ámbito mundial, con extraordinarias cifras de creación de empleo.

  • Solar: Además de su propia capacidad para generar energía (energía solar térmica y energía solar fotovoltaica), el sol está en el origen de todas las energías renovables. El sol es, la fuente de la vida en la tierra y debemos aprovechar su energía y las que, a partir de su influjo, la naturaleza transforma.

    • La energía solar térmica se obtiene a partir de la captación y aplicación de la radiación solar. El efecto térmico producido por la energía solar puede ser utilizado directamente por el hombre mediante diferentes dispositivos artificiales, transfiriendo ese calor a los fluidos que le interesen. Su elevada calidad energética, el pequeño o nulo impacto ecológico y la inagotabilidad a escala humana, son algunas de sus principales características. Además, cada año el sol arroja sobre la tierra cuatro mil veces más energía que la que se consume, lo que pone de manifiesto las grandes posibilidades de esta fuente energética.

    • La energía solar fotovoltaica consiste en la conversión directa de la luz solar en electricidad mediante un dispositivo denominado ‘célula solar’. Las principales peculiaridades que presenta este tipo de energía son la elevada calidad energética obtenida, el reducido o nulo impacto ecológico de esta energía y su inagotabilidad a escala humana.